Si a las retenciones y al 82% móvil

El país del revés

Un nuevo capítulo del tironeo entre el gobierno nacional y la oposición del régimen tiene como puntos de disputa, esta vez, la discusión parlamentaria sobre el 82% móvil para las jubilaciones y las retenciones a las exportaciones agropecuarias. La puja se intensificó ya que en unas semanas vencen facultades extraordinarias que delegaban en el Poder Ejecutivo la determinación de los impuestos aduaneros. Ante el inminente retorno de esa atribución al Congreso, todo el arco opositor aprovechó la volada para tratar de imponerle al gobierno una agenda de temas que lo ponga a la defensiva.

En esta lógica, la coyuntura política da para todo: los campeones mundiales del recorte de 13% a salarios y jubilaciones durante el gobierno de la Alianza, los radicales y sus aliados, ahora se presentan como abanderados del derecho de los jubilados a cobrar el 82% móvil. Por su parte, la derechista Coalición Cívica de Elisa Carrió levanta también esta propuesta, sólo que al mismo tiempo llama a eliminar las retenciones agropecuarias, oponiéndose incluso a cualquier forma de segmentación con un planteo que no disimula en nada la defensa de los intereses de la Sociedad Rural (SR) y la Confederación Rural Argentina (CRA), es decir, de los grandes terratenientes y pooles sojeros. Lo mismo puede decirse de la lacra mafiosa del “peronismo federal” que con Duhalde a la cabeza participó en pleno de la reaccionaria exposición anual de la Sociedad Rural, desplegando planteos muy parecidos a los de Carrió.

En esta ocasión Proyecto Sur buscó diferenciarse de “la derecha”, defendiendo más cuidadosamente su perfil de centroizquierda. Por eso, junto al reclamo del 82% móvil, presentó algunas propuestas progresivas de financiamiento (la principal, el aumento de los aportes patronales reducidos en la gestión de Cavallo durante el gobierno de la Alianza). Sin embargo, como suele suceder con la fuerza de Pino Solanas, la consistencia de sus iniciativas genera muchas dudas, ya que siempre buscan hacer equilibrio entre la necesidad de diferenciarse por izquierda del kirchnerismo, pero sin “asustar” demasiado a su electorado de clase media. Ejemplo de esto es su recule con el tema del no pago de la deuda externa, postura de la que se fue bajando poco a poco hacia propuestas meramente simbólicas como la de promover una Comisión en el Parlamento para “investigar” el carácter fraudulento de la deuda.

Las patas cortas del progresismo k

Ante esto, el kirchnerismo responde, con lógica, denunciando el oportunismo de sus adversarios. Y sin duda parte de razón tiene: ¿quién puede creerse que los “ajustadores seriales” del panradicalismo se hayan convertido ahora en defensores de las conquistas sociales que arrasaron cuando fueron gobierno hace apenas diez años? Está claro que lo de la UCR, la Coalición Cívica y el duhaldismo es puro verso y oportunismo de la peor especie.

Sin embargo, no podemos perder de vista que con esta defensa el kirchnerismo busca ocultar que su “progresismo” tiene patas muy cortas: afirma que no hay plata para el 82% móvil y que es una total irresponsabilidad siquiera mencionarlo, mientras se niega tajantemente a discutir cualquier tipo de reforma progresiva que avance en aplicar una mayor carga impositiva sobre los que más tienen. Para justificarse, el oficialismo no duda en apelar a un argumento de neto cuño liberal diciendo, sin sonrojarse, que cualquier modificación que busque cobrarles mayores impuestos a los empresarios puede tener un impacto recesivo en la economía, pese a las fabulosas ganancias que estos señores están embolsando… Y ni que hablar de cortar con los pagos de la fraudulenta e ilegítima deuda externa, que días atrás se llevó unos $2200 millones de dólares en un nuevo pago para el que se usó la plata del famoso “Fondo de Desendeudamiento”. Dicho en criollo: plata hay, lo que falta es decisión política para priorizar a los trabajadores y jubilados en detrimento de banqueros y empresarios.

No es por casualidad que el ministerio de Economía actualmente está en manos de Amado Bodou, un egresado de la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos la Argentina (CEMA), una de las instituciones académicas privadas más influyentes durante la década neoliberal de los `90 que llevó a la crisis del 2001.

No regalemos nuestras banderas

Así como a principios de año, en el colmo del absurdo, el gobierno justificaba con argumentos “antiimperialistas” el pago de deuda externa con reservas del Banco Central, en esta ocasión defender el 82% móvil para los jubilados es, una vez más, “hacerle el juego a la derecha”. ¡Cuánta hipocresía! Evidentemente para el kirchnerismo hay que conformarse y hasta alegrarse con que la mayor parte de nuestros viejos cobren $1046, una cifra de miseria, muy lejos de la vejez digna que todo trabajador y trabajadora jubilada merecen en sus últimos años de vida.

Por estas razones, desde MIR reivindicamos con fuerza el derecho de nuestros viejos a cobrar el 82% móvil, al mismo tiempo que denunciamos el oportunismo de la oposición de derecha que levanta esta bandera también pero contrariamente viene empujando la eliminación de las retenciones, con el único fin de engrosar las ganancias de los patrones del campo. Por eso nos pronunciamos también a favor de las retenciones a los grandes productores sojeros, como una medida elemental para captar una parte de las ganancias extraordinarias de estos sectores ampliamente favorecidos por el modelo económico. En tal sentido, plantemos que los recursos que obtiene el Estado a través de las retenciones deben ser destinados exclusivamente para educación, salud, vivienda y salarios y no dilapidarse en el pago de la deuda externa o en la transferencia a través de subsidios a grandes empresas, como lo hace en la actualidad el gobierno nacional.

Una vez más la dinámica de polarización entre “gobierno-oposición” plantea un escenario donde políticamente parece no haber planteos independientes por fuera de las variantes patronales y a medida que se acerque el 2011 nuevas coyunturas reeditarán escenarios similares. Sabemos que no somos pocos los que estamos proponiendo este tipo de posturas; que coincidimos en la necesidad de levantar un posicionamiento de independencia de clase, obrero y popular, con vocación anticapitalista y socialista. Que se proponga intervenir concretamente en esta coyuntura de disputa interburguesa en defensa de los intereses populares, superando la simple delimitación abstracta de “ni con uno ni con otro”. Una articulación político y social que ofrezca una alternativa de alcance nacional superadora de la timidez reformista de Proyecto Sur, sin replicar los vicios sectarios y autoproclamatorios de los principales partidos de izquierda (defecto del que ninguna fuerza del campo popular puede considerarse totalmente al margen).

Desde las páginas de A Vencer venimos haciendo insistentemente este planteo de frente político y social para la coyuntura. Entendemos que de múltiples formas esta necesidad se pone en evidencia, pero la realidad indica que más allá de los deseos existe un notorio retraso en la construcción de un espacio de estas características en el que puedan agruparse las organizaciones políticas, gremiales, sociales y estudiantiles que coincidan con esta perspectiva. A nuestro entender, la imposibilidad de impulsar una lista de oposición que exprese predominantemente este perfil democrático, de base y de lucha en las próximas elecciones de CTA, como alternativa a Yasky y De Gennaro, no es más que un nuevo ejemplo de esta limitación que es imprescindible superar de forma urgente.

Ojala que esta experiencia fallida nos permita a diversas organizaciones populares extraer las conclusiones correctas, que nos afirmen cada vez más en la convicción de que es hora de unir fuerzas desde abajo.

(Editorial de A Vencer Nº 23, agosto 2010)

Charla “A 35 años de las Coordinadoras de Gremios en Lucha”

 

Panelistas:

Héctor Lobbe, Luis Brunetto, Abel Bo y Eduardo Lucita.

Hotel Bauen – Jueves 12-8 – 18.30 horas

Organizan: El Mortero y La Fragua (Capital)

A Vencer nº23 – Agosto

View this document on Scribd
  • A 40 años de la Fuga y la Masacre: ¡Vamos a Trelew!

  • Por la nulidad de la “Ley Antiterrorista”

  • Edición Especial: A 10 años de la Rebelión Popular (CONSEGUILO junto con A Vencer)

  • ¡Mariano Ferreyra, PRESENTE!

  • LA GALLE A LA CALLE (visitá blog por la libertad de Karina Germano)

  • Aparición con vida de Luciano Arruga

  • ¿Y Julio López? (mirá video)

  • A Vencer

  • Campaña Financiera 2011