En Mendoza se rechazó el proyecto megaminero San Jorge

¡Gran triunfo de la organización y la lucha!

Emocionados/as, llenos/as de alegría y optimismo, pudimos presenciar en la tarde noche del 24 de agosto, en la Legislatura Provincial de Mendoza, cómo el Proyecto megaminero San Jorge era rechazado por unanimidad, tras años de concientización y de lucha de mujeres y hombres organizados llamando a todo un pueblo a movilizarse tantas veces.

Desde MIR, modestos partícipes de este proceso, enviamos nuestro caluroso saludo a todas las organizaciones que fueron parte de esta lucha y, muy especialmente, a la Asamblea Popular por el Agua, que promovió de manera constante y creativa la movilización y concientización sobre el tema.


La fortaleza de este espacio de coordinación que se viene forjando en numerosas marchas, cortes, asambleas, etc, se evidenció anoche cuando fuimos llegando a la legislatura a medida que nos íbamos autoconvocando. Los partidos burgueses, en una maniobra electoralera, decidieron tratar sobre tablas el tema para rechazarlo previo a las elecciones de octubre (a sabiendas del activo rechazo popular que enfrenta a San Jorge). Pero es importante destacar esto: muchas veces en nuestra historia las organizaciones que venían luchando por un reclamo justo, cuando algún gobierno de turno concedió el reclamo se vieron en la necesidad de dar “gracias” y de compartir el mérito con el partido en el gobierno. Ese no es nuestro caso. Mientras la UCR quería apropiarse del sentir antiminero, mientras el PJ planteaba ser respetuoso de la voluntad popular, desde los balcones de la legislatura los cientos de compañeros y compañeras que nos íbamos concentrando les respondíamos: “San Jorge, San Jorge, lucha popular, que ningún partido se la pueda apropiar.” Dando claras muestras de nuestra independencia política y de un nivel de conciencia construido entre todos/as respecto de los verdaderos intereses de los partidos patronales como el PJ, la UCR y el PD.

En la larga lucha que tenemos por delante contra los más de 500 años de saqueo de Nuestra América, la senda de la liberación de nuestros pueblos tiene ya en este día un hito más que se suma a otros y del cual han de venir, más temprano que tarde, muchos más. Nuevamente, hemos podido confirmar con nuestra propia experiencia que en la organización y movilización consciente e independiente de lo mejor de nuestro pueblo está la principal clave de este triunfo que será precedente y base de tantos más.

Como señala el comunicado de la Asamblea Popular por el Agua, la movilización que hizo posible este triunfo es la única que puede resguardarlo y asegurarlo.

A seguir construyendo, entonces, poder obrero y popular. ¡Hasta la victoria siempre!

Movimiento de Izquierda Revolucionaria
(Regional Mendoza – 25/08/2011)

Anuncios

Trelew: sede de las actividades centrales a 39 años de la Masacre

Nuestra organización es parte de la Comisión por la Memoria del Pueblo, que organiza las actividades de homenaje a los héroes de Trelew, al cumplirse el 39 aniversario de su asesinato por parte de la dictadura de Lanusse.

¡Compañeros y compañeras caídos, seguimos su lucha por la revolución y el socialismo!

Movimiento de Izquierda Revolucionaria

(21/08/2011)

1972 – 22 de agosto – 2011: Los que cayeron son nuestra memoria

A 39 años de la Masacre: Gloria a los Héroes de Trelew

“Para mis compañeros muertos no clamo venganza. Como sus vidas no tenían precio, no podrían pagarlas con las suyas todos los criminales juntos. No es con sangre como pueden pagarse las vidas de los jóvenes que mueren por el bien de un pueblo; la felicidad de ese pueblo es el único precio digno que puede pagarse por ellas.”
(Fidel Castro)

La fuga

El 15 de Agosto de 1972, un grupo de 6 dirigentes de Montoneros, FAR y ERP integrado por Mario Roberto Santucho, Roberto Quieto, Fernando Vaca Narvaja, Enrique Gloriarán Merlo, Domingo Mena y Mario Osatinsky logran fugarse del penal de máxima seguridad de Rawson  para inmediatamente llegar al “Aeropuerto de Trelew”. Allí los compañeros toman por la fuerza un avión y quedan a la espera de un segundo grupo integrado por militantes de dichas organizaciones. Este segundo grupo, compuesto por 19 compañeros llega retrasado al Aeropuerto. Minutos antes el avión ya había despegado con rumbo a Chile, donde el Presidente Salvador Allende les dio asilo político y ayuda incondicional para que partan rumbo a Cuba.  A pesar de que el plan de la fuga no funcionó como se había planeado, el hecho de que 6 de los cuadros revolucionarios más importantes logren escapar significo un duro golpe a la dictadura de Lanusse y un triunfo de la unidad de los revolucionarios.

La masacre

Los 19 compañeros que llegan con demora al Aeropuerto toman de inmediato las instalaciones del lugar. Al ver que  para ese momento no tienen ninguna posibilidad de fugarse negocian con fuerzas del Ejército y Gendarmería  la entrega de sus armas a cambio de que respeten la integridad de sus vidas.  “Nuestro objetivo, haber tomado la cárcel, haber venido hasta aquí e intentado la fuga, ha sido para reincorporarnos a la lucha activa”. Esas fueron algunas de las palabras de Rubén Pedro Bonet en una ya histórica conferencia de prensa que se realizó minutos antes de la rendición de los compañeros. Bonet también agregó, casi de manera premonitoria: “ya que estamos en la Patagonia concebimos esta Nación y esta lucha como la continuación de la que libraron todos los obreros rurales y los obreros industriales en el año 1921 y que fueron asesinados por el Ejército, por la represión”.

Una semana después de lo sucedido, el 22 de agosto de 1972, los compañeros que se encontraban detenidos en la Base Aeronaval Almirante Zar de Trelew fueron fusilados. La primera versión oficial dio a conocer que hubo un intento de fuga, forcejeos, disparos, heridos y muertos. La realidad indica que los fusilaron a sangre fría, que 16 murieron y 3 sobrevivieron.

Una herida abierta

Pasaron 39 años desde aquel entonces. Los responsables directos de los hechos, el Capitán Sosa, Bravo y Marchad entre otros aun siguen en libertad. Por su parte el Estado Argentino, con cualquiera de sus caras en el gobierno, mantiene siempre la misma respuesta cuando el pueblo y los trabajadores se organizan para luchar. Hacen actuar sin dudarlo ni un momento al aparato represivo, que igual que en aquellos años sigue vistiendo la misma ropa y usando los mismos métodos. Ellos no soportan que se pongan en riesgo los intereses de los patrones del campo y la ciudad y de las grandes empresas. Para ejemplos recientes nos sobran nombres, fechas y lugares: Víctor Choque, Aníbal Verón, Teresa Rodríguez, el 20 de Diciembre del 2001, Kosteki y Santillán, Mariano Ferreira, Formosa, Parque Indoamericano y Jujuy hace algunos días son solo algunos ejemplos.

Los compañeros caídos en Trelew representan hasta el día de hoy un ejemplo vivo de entrega, de sacrificio y de amor a la causa de la liberación de los pueblos. Significan  también una herida abierta que no va a cerrar hasta el día en que los jóvenes militantes revolucionarios de hoy podamos ser una parte principal del objetivo que tan cerca tuvieron ellos: la revolución socialista, que no es ni más ni menos que la solución real para satisfacer todas las necesidades del pueblo.  La revolución socialista será la mejor manera de que sus muertes y las de tantos otros no hayan sido en vano. Esa será la mejor manera de que se haga justicia por los “héroes de Trelew”.

Responsable del terrorismo de estado contra el pueblo de Colombia

Repudiamos la visita del presidente colombiano Juan Manuel Santos

Ante una nueva visita a nuestro país de Juan Manuel Santos, presidente de la hermana República de Colombia y asesino del pueblo en ese país, que llegará mañana jueves 18 de agosto a nuestro país, expresamos nuestro más enérgico repudio al mayor responsable político del Terrorismo de Estado en Colombia.

Como ministro de Defensa del gabinete de Álvaro Uribe Vélez, Santos fue el autor ideológico de la política de exterminio físico de campesinos, afrodescendientes, sindicalistas, estudiantes y miembros de la oposición política.  Desde el 2002, año en que Uribe Vélez llegó al poder, dicho gobierno aplicó una política de eliminación física de jóvenes de los barrios populares, a quienes vestían con ropas de las fuerzas insurgentes y mostraban como combatientes de la guerrilla caídos en lucha contra el ejército (llamados eufemísticamente “falsos positivos”). Como consecuencia de esta política fueron asesinados más de 2000 jóvenes, encontrados en fosas comunes, descuartizados, llegando incluso a eliminar sus restos en hornos de cremación para no dejar rastros.

Esta política de “seguridad democrática”, así llamada por el ex presidente Uribe, fue diseñada por Santos, para lograr un consenso social sobre la lucha contrainsurgente y contra toda oposición política democrática. Según datos oficiales, son más de 5 millones los desplazados en Colombia por el conflicto armado interno, lo que constituye una crisis humanitaria excepcional en la historia de ese país hermano. Por otro lado, los desplazados organizados para poder recobrar sus tierras, también son víctimas de la represión: David de Jesús Góez, líder de los desplazados, fue asesinado en marzo de 2011, es el noveno reclamante asesinado desde el 2008, de un total de 50 personas desde el 2003.

Juan Manuel Santos está muy lejos de ser el presidente de la pacificación como lo quieren pintar desde los medios de comunicación de la burguesía. Su política contra las FARC-EP y el ELN –fuerzas insurgentes de hondas raíces populares que siguen dando la lucha contra las políticas imperialistas en Colombia- es una continuidad absoluta de la llevada adelante por Uribe bajo las órdenes de la Casa Blanca. Quien fuera el cerebro de las ejecuciones extrajudiciales, hoy como primer mandatario continúa perpetrando el Terrorismo de Estado contra su pueblo.

Por esas razones todas las personas que creemos que nuestro continente puede y debe ser un lugar donde nuestros pueblos vivan dignamente. Todas y todos los que somos conscientes del exterminio que se está llevando adelante contra las clases populares en Colombia, debemos expresar nuestro enérgico repudio a este presidente que lleva a cabo los planes de la oligarquía colombiana y del imperialismo estadounidense en el continente, que intenta apropiarse de los recursos naturales de América Latina, llevando a cabo políticas de exterminio similares al Plan Cóndor para terminar con las fuerzas insurgentes más importantes de nuestra América morena.

Exigimos a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que repudie el Terrorismo de Estado en Colombia y exija el cumplimiento de los Derechos Humanos

¡Viva la lucha del pueblo colombiano!, ¡Fuera el imperialismo yanqui de Colombia!

Movimiento de Izquierda Revolucionaria

(17/8/2011)

Elecciones primarias: llamamos a votar al FIT

Construyamos poder obrero y popular, hacia un gobierno de los trabajadores y el pueblo


El próximo domingo 14 de agosto se realizan las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, novedad electoral creada por la reforma política kirchnerista, promulgada el año pasado en el Congreso para consolidar la institucionalidad burguesa y reforzar el bipartidismo PJ-UCR. Como es de público conocimiento esta reforma contiene aspectos antidemocráticos, que obstaculizan el crecimiento de las fuerzas minoritarias (entre ellos al establecer un piso del 1.5% para poder presentar candidatos en las elecciones presidenciales de octubre).

Elección que se da en un escenario de importante politización y debate. Donde luego de dos mandatos de gobiernos kirchneristas los principales problemas del pueblo trabajador siguen sin resolverse: desigualdad social, pobreza, cientos de miles de familias sin acceso a una vivienda digna, precarización e informalidad laboral, salarios de miseria carcomidos por la inflación. Y más aún, donde en el último año hubo 13 muertos en represión de la protesta social por parte de fuerzas policiales y para-estatales (los pibes de Bariloche, Mariano Ferreyra, los hermanos Qom, los vecinos del Parque Indoamericano y, semanas atrás, los 3 compañeros asesinados en Libertador General San Martín, provincia de Jujuy). Un saldo trágico e inadmisible para una administración que se presenta como “nacional y popular” y afirma, pese a todo, que no reprime la protesta social.

En tanto, la oposición del régimen no puede ofrecer más que de lo mismo o peor: la UCR giró con todo a la derecha, se abrazó a de De Narváez y lleva adelante una campaña electoral derechista y de “mano dura” que lo iguala casi sin matices con los planteos de Duhalde-Das Neves (la fórmula más importante del peronismo federal).

Por su parte, la centroizquierda se ha fragmentado insólitamente en dos variantes que disputan el mismo espacio político: por un lado, el Frente Amplio Progresista (FAP) hegemonizado por el “progresismo sojero” de Hermes Binner y Luis Juez; y por el otro, la fórmula de Proyecto Sur, encabezada por Alcira Argumedo, armado político que se ha convertido cada vez más en una empresa personal de Pino Solanas.

En este escenario, la única lista nacional que expresará una opción de independencia de clase, anticapitalista y socialista será el Frente de la Izquierda y los Trabajadores (FIT).

Por una alternativa de la clase trabajadora y el pueblo

En momentos de elecciones son habituales los planteos que nos llaman a votar al “mal menor” de los de arriba y que en esta ocasión ven en el kirchnerismo a una opción frente a las variantes de la derecha más clásica. No pocas organizaciones y compañeros/as del campo popular han sido ganados por esta perspectiva y hoy llaman a votar a Cristina, que es también votar por Scioli, Insfrán, Gioja, el jujeño Barrionuevo, la burocracia sindical de la CGT, los intendentes del conurbano y otros tantos impresentables y derechistas que integran la coalición kirchnerista. En verdad, estas posturas “posibilistas” encubren un profundo escepticismo y desconfianza en la potencialidad de una transformación social verdadera para nuestro país, y nos mantienen encerrados en una trampa que es la de “elegir” siempre entre las opciones de los poderosos.

Por el contrario, desde MIR te convocamos a no caer en la trampa de tener que optar entre los malos y los peores. En esta ocasión, en un marco de fuerte polarización entre las opciones políticas patronales y donde resultan inviables las variantes de rechazo electoral (voto en blanco, nulo o abstención), llamamos a votar a los candidatos nacionales, provinciales y municipales del FIT con el objetivo de expresar un posicionamiento socialista y de independencia de clase.

Como ya lo hemos señalado anteriormente, no desconocemos las diferencias políticas que mantenemos con las organizaciones impulsoras del FIT, incluso con el sesgo defensivo elegido en su campaña electoral; sin embargo, consideramos mucho más importante aportar a que en esta coyuntura pueda levantarse una voz anticapitalista que cuestione el monólogo de los de arriba.

Por último, desde MIR te proponemos, fundamentalmente, volcar nuestros más preciados y generosos esfuerzos en la construcción de una nueva izquierda revolucionaria, capaz de generar un proyecto propio, del pueblo trabajador, que se proponga luchar y vencer en la batalla por una sociedad distinta, igualitaria, sin explotadores ni explotados.

Por un país verdaderamente independiente, dueño de sus recursos y riquezas, en una América Latina liberada.

Construyamos poder obrero y popular, hacia un gobierno de los trabajadores y el pueblo.

Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)
(11/8/2011)

Editorial de A Vencer Nº 34 – Edición de Agosto

El país de los Blaquier

Pocos hechos sintetizan tan nítidamente la estructura de poder, responsabilidades y complicidades existentes en nuestro país, como la represión del 28 de julio contra 700 familias que ocuparon terrenos de la empresa Ledesma en Libertador General San Martín, Jujuy, y que fueron desalojadas a balazos limpios por la policía provincial y efectivos de seguridad de la propia empresa, con un saldo trágico de 3 compañeros muertos.

Una vez más, un reclamo masivo de tierra y vivienda tuvo como respuestas una brutal represión, y nuevamente quedó en evidencia al servicio de quién gobierna los que gobiernan y qué intereses defienden: las familias que reclamaban un techo digno se animaron a ocupar 14 de las 150.000 hectáreas que la familia Blaquier posee en el norte de nuestro país. La respuesta fue una durísima represión, en defensa de la propiedad privada de esta familia oligárquica, símbolo del poder terrateniente en la región, que fue sostén del gobierno militar, aliada del menemismo y que ahora acompaña gustosa al gobernador kirchnerista Barrionuevo.

El “Segundo Apagón” de Ledesma llamaron correctamente algunos compañeros a estos hechos, para trazar una continuidad con aquella represión durante la dictadura militar, conocida como la “Noche del apagón”, que no fue una sino varias -ocurridas entre el 20 y 27 de julio de 1976-, en las que se provocaron cortes de luz en distintas localidades del departamento Ledesma para facilitar el secuestro de militantes políticos, gremiales y estudiantes de la región. Hoy, 35 años después, y pasados diez presidentes constitucionales, el poder económico de la zona es exactamente el mismo y la capacidad de influencia política de la familia Blaquier sigue intacta.

Yo no fui…

Mariano Ferreyra, Formosa, Parque Indoamericano, Jujuy… Si no fuera tan eficaz la instalación en la opinión pública de un perfil “progresista”, por parte del gobierno nacional, el impresionante listado de 13 muertos en protestas sociales, en poco más de un año, debiera ocasionar un costo político altísimo para una administración que se define, ni más ni menos, que como “nacional y popular”.

Sin embargo, el kirchnerismo ha logrado “blindarse” políticamente en estas cuestiones y todas las barbaridades que llevan adelante sus aliados directos apenas si rozan su capital simbólico. Frente a estos hechos, la responsabilidad política se ubica siempre muy lejos de la Casa Rosada y a esa tarea exculpatoria se dedica el batallón de periodistas y comunicadores oficiales a sueldo, dispuestos a crear todo tipo de pretextos para justificar lo injustificable.

La muerte de los compañeros Juan José Velázquez, Ariel Farfán y Félix Reyes en Jujuy, asesinados por la policía en defensa de los intereses de la familia Blaquier, volvió a motivar esta reacción permanente de la Casa Rosada de no darse por enterada de nada y desligarse de las responsabilidades políticas que le caben.

Así sucedió con la represión en Formosa a los hermanos Qom, ordenada por Gildo Insfrán, kirchnerista de primera hora; con las tres muertes en el Parque Indoamericano en Ciudad de Buenos Aires (en operativo conjunto de las Policías Federal y Metropolitana) y también con la muerte de los dos pibes de José León Suárez, en febrero de este año, acribillados por la policía bonaerense, brazo ejecutor de las “políticas de seguridad” del gobernador Scioli.

A no dudarlo, así seguirá sucediendo con las represiones que vendrán.

Cuidado con la crisis

Los hechos de Jujuy tienen como causa de fondo la urgente necesidad de cientos de miles de familias populares en todo nuestro país de acceder a un techo digno, en un cuadro general de colapso habitacional que la insuficiente política pública de construcción de viviendas no logró paliar.

Asimismo, esta acuciante demanda popular se enmarca en un contexto de cruda desigualdad social. Ocho años de crecimiento económico durante el gobierno kirchnerista no trajeron como correlato la panacea de bienestar material y desarrollo social que tanto le gusta imaginar a funcionarios y apologistas mediáticos del oficialismo.

La realidad que cualquiera puede palpar cotidianamente indica que pese a las mejoras concretas que experimentaron determinadas franjas de la clase trabajadora y los sectores populares, se mantienen elevados los niveles de pobreza e indigencia, de precarización laboral y de pauperización salarial, realidad que intenta ser atenuada por el maquillaje estadístico que mes a mes implementa el INDEC intervenido, dibujando los índices reales de inflación.

Por otra parte, no está de más recordarlo, Argentina no está dentro de una burbuja. Y a nivel mundial está en curso una profundísima crisis económica que tiene su centro de gravedad en Estados Unidos y Europa (incluída Inglaterra, con estallidos y saqueos), que amenaza con agudizarse hasta niveles impredecibles.

Frente a ella, los funcionarios kirchneristas contraponen la “receta argentina” y apuestan a que Argentina y América Latina, en general, continúen indefinidamente “desacoplados” respecto al tembladeral económico en el centro del poder imperialista. Sin embargo, esta pretensión carece de fundamentos: la internacionalización de la economía es una realidad ineludible del sistema capitalista y la interdependencia de las economías nacionales es una verdad de perogrullo. Lo mismo que existen países centrales que determinan las tendencias económicas fundamentales del mercado mundial y cuyas crisis de ningún modo pueden resultar inocuas para países como los nuestros, con economías de carácter dependiente.

En concreto, cualquier baja significativa que la actual crisis económica pueda ocasionar en los precios internacionales de las materias primas –lo que puede ligarse también con una retracción de la demanda de los países asiáticos compradores de la soja argentina, China centralmente, si reduce sus niveles de crecimiento-, podría traer aparejado una merma importante en el ingreso de las divisas internacionales que alimentan buena parte de los ingresos fiscales de Argentina. Ni que hablar si Estados Unidos y Europa ingresan, a partir de esta crisis, en una fase recesiva prolongada, dada la interdependencia explosiva existente entre las principales economías mundiales.

El país de siempre

Ya sabemos que cada vez que las economías capitalistas ingresan en crisis de gravedad, las consecuencias profundas y dolorosas de las mismas terminan recayendo sobre las espaldas de las mayorías populares. Somos los trabajadores y trabajadoras de todo el mundo los que siempre, indefectiblemente, pagamos los platos rotos de las fiestas ajenas.

En estos días de campañas electorales no debemos olvidar esta verdad que surge de nuestra experiencia como pueblo, porque más allá del bailecito patético de Macri o la guitarrita de Bodou (¿qué diferencia hay entre la payasada marketinera de uno y otro?) existe una realidad profunda -que la represión en Jujuy trajo al centro de la escena-, en la que millones de trabajadores y trabajadoras y sus familias sobreviven a duras penas. Realidad que nos recuerda que de alguna forma (o de muchas, mejor dicho) Argentina sigue siendo el país de los Blaquier, Bunge & Born, Bemberg, Werthein, Roggio, Rocca, Ezkenazi, Madanes… Es decir, de los patrones del campo y la ciudad, de los que siempre gobernaron y aún hoy -pese a tanto discurso “progresista”, “nacional y popular”-, lo siguen haciendo. Mientras los gobiernos de turno continúen gobernando para ellos, para los de arriba, las consecuencias para nuestro pueblo serán la pobreza, la desigualdad social y, cuando sea necesario, la represión y la muerte.

Por estas razones, seguimos peleando de forma inclaudicable por un gobierno de los trabajadores y el pueblo, única alternativa para avanzar en la construcción de una sociedad digna e igualitaria.

Por una Educación Pública, Gratuita y Laica en toda América Latina

¡Que viva la lucha de las y los estudiantes chilenos!

Chile es el sexto país del mundo con mayor desigualdad en Educación. La dictadura pinochetista abrió de par en par las puertas al neoliberalismo, calando profundo en las desigualdades sociales, ampliando y profundizando las brechas entre la población más pobre y la más rica.

En materia educativa, esta desigualdad también fue profundizándose desembocando en un proceso de elitización de la educación, creando escuelas de primera y de segunda. Hoy la educación superior es arancelada e inaccesible para la mayoría de jóvenes de Chile.

En Argentina, la gratuidad de la educación no fue un regalo concedido al pueblo. Fueron conquistas que se han ganado con la lucha de distintas generaciones, en un determinado momento. Y luego otras generaciones, que nos hemos tenido que dedicar a defenderlas con uñas y dientes.

Por todo esto entendemos que la lucha que encarnan hoy nuestros hermanos y hermanas chilenos es una lucha por demás justa, y que debe seguir hasta la victoria. Nos hermanamos con esa lucha y nos ponemos a disposición para que las fronteras no nos sean un impedimento; para que jóvenes y estudiantes de uno y otro lado de la cordillera peleemos codo a codo por una educación Pública, Gratuita, Laica e Igualitaria.

No nos extraña la crudeza represiva con la que el gobierno de Piñera ha salido a apresar y golpear a estudiantes; en un país donde las manifestaciones están prohibidas y donde persiste una Ley Antiterrorista destinada a erradicar la protesta social.

El estado de sitio, los más de 800 jóvenes y niños detenidos, no le han alcanzado a Piñera para acallar la voz de las y los estudiantes. Ante el pedido de abandonar las movilizaciones, por parte del Ministro de Educación, el movimiento estudiantil ha llamado a una Huelga General educativa para reimpulsar la lucha y mantenerse organizado y de pie. Además cuentan con el apoyo de gran parte de la sociedad chilena que ha salido a manifestar su repudio a la última fuerte represión sufrida.

– ¡Viva la lucha de las y los estudiantes chilenos!
– ¡Educación Gratuita, Pública, Laica y de calidad en todo América Latina!
– ¡Basta de represión a las y los que luchan!

Movimiento de Izquierda Revolucionaria
(7/8/2011)

  • A 40 años de la Fuga y la Masacre: ¡Vamos a Trelew!

  • Por la nulidad de la “Ley Antiterrorista”

  • Edición Especial: A 10 años de la Rebelión Popular (CONSEGUILO junto con A Vencer)

  • ¡Mariano Ferreyra, PRESENTE!

  • LA GALLE A LA CALLE (visitá blog por la libertad de Karina Germano)

  • Aparición con vida de Luciano Arruga

  • ¿Y Julio López? (mirá video)

  • A Vencer

  • Campaña Financiera 2011